Habilidades directivas | Universidad UNADE
Habilidades directivas que aceleran su crecimiento profesional
agosto 6, 2019 5:25 pm Publicado por Universidad UNADE

habilidades directivas UNADE

¿Sabe cuál es una de las características que comparten los profesionales más reconocidos en las organizaciones? El profesional siempre tiene mentalidad de líder, de lo contrario nunca logrará sus metas a corto y a largo plazo. Las habilidades directivas elevan el potencial profesional con tendencia hacia el infinito.

La mentalidad de sumisión y pasividad no permite que el profesional libere el potencial de su mente. Un profesional prepotente y dictador jamás logrará construir un ente unido. El líder sí lo logrará.

¿Qué habilidades directivas debe adquirir para llegar a ser un gran líder? ¿Cómo le puede ayudar esta mentalidad a crecer profesionalmente? ¿Cómo podría desarrollar su perfil de liderazgo? Le invito a que dedique suficiente tiempo a leer las siguientes líneas y a reflexionar. Posteriormente tome una gran decisión y comparta esta información con quien considere que tiene potencial de liderazgo.

Las habilidades directivas necesarias para el profesional que desea el crecimiento

  • Capacidad de comunicación. Piense sobre la cantidad de proyectos brillantes que han quedado plasmados en papel, pero que no lograron convencer a un equipo interno de trabajo, a un cliente o a un inversionista. Finalmente, estos planes ambiciosos mueren en un bote de basura, debido a que su creador no tuvo la habilidad de expresar con convicción sus propuestas.

Su mente es una fábrica de ideas brillantes. En sus pensamientos podría estar la solución a alguna necesidad social. Pero ¿qué pasará si no tiene la habilidad de expresar con claridad sus ideas? ¿Qué destino tendrán sus proyectos si no sabe cómo convencer a clientes e inversionistas potenciales? Las grandes ideas se hacen realidad si se saben comunicar con calidad.

La capacidad de comunicación es una característica de los líderes. Este puede compartir sus propuestas con claridad y convicción. Además, facilita la interacción con otras mentes brillantes, lo que incrementará potencialmente sus oportunidades de negocios. ¿Ahora comprende por qué es una de las habilidades directivas que no debe tomar a la ligera?

  • Inteligencia emocional. No siempre el éxito será con tendencia ascendiente, de hecho nada lo es. Mire un gráfico de índices americanos como el Dow Jones o Standard &Poor´s que reflejan el comportamiento financiero de las grandes empresas americanas. Se dará cuenta de que el crecimiento no es lineal ni eterno; existen picos hacia la baja. Esto es un indicador de que los tropiezos siempre estarán en el camino. Le pasa a las grandes organizaciones.

Lo importante no es cuántas veces tropiece, sino cuántas veces esté dispuesto a levantarse. Los errores llegarán a su vida profesional. Habrá proyectos que no siempre tendrán el éxito que soñaba. Las pérdidas llegarán a ser parte de sus estados financieros. ¿Tendrá la inteligencia emocional necesaria para vencer el miedo y la decepción? ¿Podrá contar con el impulso para levantarse una y otra vez?

Pero la inteligencia emocional no solo se refleja cuando pierde, también cuando gana. Si sabe controlar sus emociones, entenderá que el éxito es una forma de vida que día a día debe trabajarse, no un fin que cuando se logra puede descansar. Celebre sus triunfos, aprenda de sus errores, controle sus emociones y ayude a su organización a hacer lo mismo.

  • Capacidad para negociar. Los conflictos son inevitables, debido a que hay intereses diversos en el medio profesional y hasta dentro de las organizaciones. Si puede manejar los conflictos hasta llevarlos a un punto en donde se pueda llegar a un acuerdo, podrá conservar a clientes y miembros valiosos de su organización.

No se trata de cumplir caprichos ajenos que lesionen su reputación como profesional. Pero tampoco implica que sea un dictador. Sus habilidades directivas no podrían estar completas si no tiene la capacidad de mantener firme su postura, pero dejando un margen disponible para la negociación.

  • Habilidad para tomar decisiones. El éxito profesional y de la organización está en estrecha relación con las decisiones que se tomen. Como profesional debe tener el valor para asumir la responsabilidad de decidir el rumbo de su empresa y el suyo. Debe ser capaz de analizar el contexto en el que se desenvuelve y las fortalezas y limitaciones que posee.

Quien huye de la responsabilidad de tomar decisiones siempre estará estancado. Pero quien asume el mando para decidir comprobará que esta es una de las habilidades directivas que ayuda a salir de la zona de confort. Afrontará riesgos, pero con altas probabilidades de éxito.

  • Adaptabilidad. Si está conforme con sobresalir en el actual campo profesional, en diez años estará desfasado. Algunas necesidades han cambiado, otras nuevas han surgido. La adaptabilidad es una de las habilidades directivas que ayudan a que el profesional encuentre nuevos campos de oportunidades. Donde otros ven amenazas, el profesional flexible encuentra clientes potenciales.
  • El profesional adaptable se preocupa por su formación continua. Una maestría o un doctorado en una institución educativa respetable y de alcance internacional garantizará su permanencia en el mundo profesional. El que haya visitado esta página le pone a un paso de continuar con este maravilloso proceso de formación.
habilidades directivas UNADE

Aprenda a vivir como los líderes y busque profesionales que sean líderes para aprender de ellos


¿Cómo podrá completar su perfil para contar con estas habilidades directivas?

Las habilidades directivas son una forma de vivir, no son un traje que se pone solo cuando está en el campo laboral. Aprenda a vivir como los líderes y busque profesionales que sean líderes para aprender de ellos.

Las habilidades directivas se pueden desarrollar a través del tiempo, aun cuando hayan pasado varios años desde que se graduó en la universidad. Pero este perfil es más fácil de desarrollar cuando tiene las bases académicas necesarias para ser un líder. Su calidad de líder comienza a partir de la buena elección de la institución educativa en la que se forme.

Líneas atrás comentamos que la capacidad de tomar decisiones es propia de profesionales de vanguardia. Quien asume nuevos retos con inteligencia emocional está destinado a triunfar. Desarrolle sus habilidades directivas cursando una licenciatura, maestría o doctorado con una institución educativa reconocida internacionalmente.

Una universidad con presencia en México, Colombia, Ecuador, Perú y España es una muestra de que sí se puede trascender profesionalmente. Si lo ha logrado es porque sus miembros tienen habilidades directivas para crecer, y usted también podrá desarrollarlas.