Función del control de calidad de alimentos | Universidad UNADE
Conoce los principios generales del control de calidad de alimentos
septiembre 5, 2019 4:45 pm Publicado por Universidad UNADE

Control de calidad de alimentos Unade

¿Se ha preguntado cómo cuidar la calidad de lo que come? Esa es la función del control de calidad de alimentos, que se desglosa en cuatro grandes categorías. Si está interesado en formarse profesionalmente en el sector alimentario, el Máster en Calidad y Seguridad Alimentaria le ayuda a entender las características y problemas en calidad y seguridad de los alimentos. A continuación, le explicamos las cuatro grandes categorías del control de calidad de alimentos. 

1. Seguridad alimentaria

Vigile la disponibilidad de los alimentos, el acceso que tenemos a ellos y las cualidades nutricionales que obtiene al consumirlos.

Por ello, la idea es que cada país pueda producir y disponer de los alimentos necesarios para su población. Luego, se sumó la idea de facilitar su acceso, desde la perspectiva económica y física y al final, comenzó a tomarse en cuenta su inocuidad y las preferencias socioculturales de consumo, declarándola un derecho humano.

Los ejes de calidad en seguridad alimentaria son:

  • Disponibilidad de alimentos. En todos sus niveles: individual, familiar, local, nacional y regional.
  • Estabilidad en el control de los ciclos de producción. Con almacenamiento suficiente para satisfacer la demanda y evitar escasez.
  • Acceso a los medios de producción. Que incluyen suelo, agua, insumos, tecnología y mercado.
  • Consumo y uso biológico. Garantizar la inocuidad de los alimentos en existencia, que se ofrezcan de manera digna y en condiciones de higiene, además de distribuirse en equidad hacia hogares y grupos sociales.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), establece que la seguridad se alcanza cuando todos, en cualquier momento, tenemos acceso físico y económico a los alimentos, en cantidad suficiente, seguros y nutritivos; que podamos satisfacer nuestras necesidades de nutrición y preferencias, logrando así una vida activa y sana.

2. Higiene alimentaria

Son las condiciones y medidas a lo largo del proceso de producción, almacenamiento, transformación, logística y transporte, conservación y preparación, que nos garantizan su condición salubre.

En resumen, una higiene alimentaria en el control de calidad de alimentos, nos asegura que sean inocuos y mantengan el resto de sus cualidades, especialmente sus nutrientes.

En alimentos de origen animal, se trata del cuidado de la cría, su alimentación, su manejo comercial y sacrificio; haciendo énfasis en las medidas sanitarias que prevengan que bacterias y otros contaminantes lleguen a los productos finales.

Dicho control se enfoca en los microorganismos provenientes de las fuentes de agua, suelo y aire, que podrían contaminar a los alimentos durante su recolección, procesamiento y distribución.

Algunos alteran las propiedades de los alimentos, los deterioran y modifican sus características; mientras que otros son patógenos vectores de infecciones y causas de intoxicaciones que suelen ser imperceptibles a simple vista.

La higiene requiere el establecimiento de una legislación de salud respecto de la manipulación correcta y el seguimiento estricto de dichos estándares; que se centran básicamente en la limpieza de los medios de preparación, los utensilios de manipulación, los electrodomésticos y las medidas de higiene de quien está en contacto con los alimentos para su prevención y salud alimentaria o laboral.

3. Calidad alimentaria

Vigile las cualidades que vuelven apetecibles sus alimentos. La calidad alimentaria, producto de un control de calidad, se alcanza mediante parámetros tecnológicos, físicos, químicos, microbiológicos, de nutrición y sensoriales que vuelven a un alimento adecuado para su consumo durante una cadena de calidad.

  • Las propiedades sensoriales que se cuidan son el sabor, color, aroma y textura.
  • Las propiedades cuantitativas se refieren al contenido de azúcar, proteína, fibra, peróxidos y ácidos grasos libres.

Los atributos descritos se comparan con un estándar de la composición del alimento, tomando en cuenta las reacciones de deterioro, su vida útil en anaquel o caducidad y quiénes adquieren el producto.

La cadena de calidad abarca la producción, procesamiento, empaquetado, almacenamiento y transporte, la venta y el consumo final. Durante su travesía, un alimento se expone a distintos riesgos, como:

  • Físicos. Malas prácticas de manipulación, defectos en el proceso y contaminación.
  • Químicos. Derivados de los aditivos, conservadores, aromatizantes, edulcorantes, emulsificantes, estabilizadores y antioxidantes.
  • Microbiológicos. Presencia de bacterias, parásitos, hongos y virus, que generan infecciones y cuadros tóxicos.

Las medidas de un control de calidad adecuado prevendrán estos riesgos.

Control de calidad de alimentos

La cadena de calidad abarca la producción, procesamiento, empaquetado, almacenamiento y transporte, la venta y el consumo final.

4. Salud alimentaria

El rubro de la salud alimentaria se ocupa de las políticas integrales de información y combate los efectos adversos del consumo de alimentos, en el medio social con relación a su calidad de vida, trabajando simultáneamente en extremos como la desnutrición y la obesidad. También es importante tener en cuenta la salud laboral donde presentar unas condiciones laborales físicas, biológicas, intelectuales y emocionales óptimas. 

Son medidas de salud del control de calidad de alimentos:

  • La provisión de agua potable purificada y de acceso gratuito en escuelas, espacios públicos e incluso comerciales.
  • La promoción de opciones saludables de alimentación en los planteles educativos.
  • La regulación o prohibición de publicidad de bebidas y comida chatarra hacia los niños.
  • El etiquetado obligatorio y riguroso en productos alimenticios y bebidas.
  • Las campañas permanentes y de cobertura nacional de orientación para una buena nutrición.
  • El establecimiento de impuestos a refrescos azucarados y alimentos chatarra.

Garantizar los principios del control de calidad de alimentos es una prioridad universal, que no resulta ajena a ninguna sociedad, nación, ni individuo y beneficia a cada miembro de nuestra especie, por lo que conocer más a fondo su proceso siempre nos resultará útil.