Soft skills en el mercado laboral | Universidad UNADE
¿Por qué las empresas buscan profesionistas con soft skills?
febrero 2, 2021 5:00 pm Publicado por Universidad UNADE

soft skills

Tener una alta cualificación académica no garantiza el éxito profesional. Hoy en día se necesita mucho más y las empresas empiezan a ser conscientes de ello. Todo podría resumirse en una célebre cita de Ryszard Kapuscinski: “para ser buen periodista hay que ser buena persona”.

Periodista, ingeniero de software o auditor de medioambiente, sea cual sea su profesión potenciar las habilidades blandas o soft skills es un punto a su favor en su carrera laboral.

Al momento de reclutar personal para una empresa, es necesario fijar unos criterios de selección. Este es un trabajo de los altos ejecutivos junto con los responsables de recursos humanos.

Ellos son los encargados de determinar cuáles son las cualidades y competencias que requiere un cargo completo. De este modo, en el proceso de selección podrán valorarse rigurosamente estos aspectos en los aspirantes.  

¿Qué significa soft skills?

Podemos definir las habilidades blandas o competencias suaves como aquellas habilidades, actitudes, rasgos de la personalidad que nos facultan para desenvolvernos en nuestro entorno. Así como trabajar bien con otros, comunicarse adecuadamente y ser resolutivo ante los problemas.

En este sentido, las soft skills son muy complicadas de medir, de enseñar y de aprender. Si es una persona muy desordenada en su desempeño, le costará modificar su forma de actuar.

Pero, calma, ¡todo es posible! En primer lugar, defina su objetivo. Luego busque apoyo y tenga paciencia. Trabajar en la mejora es una gran cualidad, seguro que valorarán su esfuerzo.

El reclutamiento: a la búsqueda de perfiles con soft skills

Las personas que trabajan en el departamento de recursos humanos son imprescindibles en las empresas. El valor de un negocio reside en gran medida en el buen hacer de sus empleados.

Por este motivo, los profesionistas de este ámbito deben dominar las técnicas de reclutamiento, la gestión del talento o las últimas tendencias en organización empresarial. Para ello, estudios especializados como nuestra Maestría en Dirección y Gestión de Recursos Humanos es fundamental.

Según las estadísticas del World Economic Forum (WFE) el 54% de los empleados necesitan “reciclarse” en sus carreras laborales. Esto muestra el constante cambio al que nos enfrentamos, que obliga a renovarnos de forma continua.

La adaptabilidad es crucial. Además, un informe de iCIMS Hiring Insights mostraba que el 75% de los reclutadores han tenido que detener una entrevista porque el candidato no demostraba las habilidades blandas requeridas en la oferta.

Por lo tanto, si está en plena búsqueda de empleo o le gustaría promocionar en su empresa tenga en cuenta que…¡las soft skills importan!

La cooperación y colaboración, que es la base de los equipos, es una de las soft skills más buscadas por las empresas.

Las soft skills más buscadas por las empresas

Está claro que el reciclaje profesional es necesario, más aún cuando estas competencias no cognitivas no pueden ser remplazadas por las máquinas. Por ello, las empresas buscan personas con estas habilidades.

Creatividad

El ingenio y la innovación deben primar en su trabajo. No tener miedo a plantear ideas originales, a realizar apuestas atrevidas…en definitiva, a romper moldes.

Esto puede aplicarse a cualquier área del trabajo. Por ejemplo, el departamento podría lanzar una campaña distinta a todo lo anterior; en logística podría proponerse una modificación de una línea de trabajo,…Ser creativo es un valor añadido para la empresa.

Comunicación

La comunicación es un camino de ida y de vuelta. Por lo tanto, es vital prestar atención a cómo nos expresamos de forma oral y escrita. Pero sin olvidar, nuestro modo de recibir la información.

La escucha activa así como la fluidez para transmitir nuestros pensamientos e ideas es necesaria en los entornos laborales. En este punto, también se valora la capacidad de persuasión de cada profesionista.

Trabajo en equipo

La cooperación y colaboración es la base de los equipos. De un tiempo para acá, las organizaciones han puesto en valor el trabajo en conjunto frente la individualidad.

Por esta razón, mostrar una actitud proactiva, ser participativo o ayudar a otros compañeros es símbolo de que su predisposición al trabajo en equipo es positiva.

Adaptabilidad

Vivimos en un momento lleno de incertidumbre y cambios, saber adaptarse es lo que requieren los negocios actuales. Entra en juego la organización de la carga de trabajo o la adecuación a los nuevos entornos.

Podemos relacionarlo directamente con otras habilidades blandas como la resiliencia, la gestión del tiempo o el manejo del estrés.

Inteligencia emocional

Este es uno de los pilares de nuestra estabilidad personal y puede determinar el modo en el que nos relacionamos. Saber manejar nuestros sentimientos puede contribuir a fortalecer la cultura empresarial.

No debemos olvidarnos de cualidades como la puntualidad, la actitud positiva, el pensamiento crítico, el liderazgo o ser resolutivo ante los problemas. Todo ello, hará de usted un mejor profesional con el que todas las empresas querrán contar.

La pregunta es: ¿Soft Skills o Hard Skills?

En primer lugar debemos decir que las habilidades blandas y las hard skills son complementarias. Un buen profesionista debe mantener un equilibrio entre ambas. Pero, ¿a qué nos referimos con este concepto?

Nos referimos a las habilidades duras como las competencias académicas tradicionales. Habitualmente se pueden enseñar con materiales de formación y son cuantificables. Por ejemplo, una certificación que acredite una especialidad o el dominio de una lengua extranjera.

En el pasado, las empresas focalizaban sus esfuerzos en encontrar a los candidatos más preparados académicamente. Es decir, aquellos que se habían formado más ampliamente y eran expertos en una o varias materias.

Sin embargo, dejaban de lado las competencias que hacen que una persona sea plena en su trabajo. Esto ha ido cambiando con el tiempo, cuando las empresas han comprendido la importancia de la actitud en el desempeño de las tareas laborales.

 Por lo tanto, las compañías entienden que no sirve de nada ser un experto en un área del conocimiento si siempre llega tarde, es desorganizado o no sabe gestionar sus emociones. Por esto empezaron a tenerse en cuenta las Soft Skills en el mundo laboral.

Dele una vuelta a su currículum e incluya las Soft Skills

El reclutamiento 2.0 está más de moda que nunca. Esto se traduce en que las empresas tendrán que conocerte a través de las nuevas herramientas tecnológicas. Puede que hasta el final del proceso  no se vean cara a cara. Entonces, ¿cómo conseguirá demostrar que usted es la persona más indicada?

El currículum es la primera toma de contacto ante una oferta laboral. Es decir, la organización demanda un profesionista y usted responde a esta. Pero no será la única persona que lo haga. Esta es la razón por la que debe destacar sobre el resto.

Es probable que todos los candidatos tengan formaciones académicas similares. Por lo tanto, aunque es importante mostrar las hard skills, puede que no sea el rasgo diferenciador que desencadene su contratación.

La clave está en ir más allá de lo convencional: innovar y sorprender. Trate de incluir las competencias suaves en su currículum y convenza a la empresa que lo que cuenta es real.

No vale solo con decir que es una persona empática, debe demostrar en su CV que lo es. No utilice frases vacías de contenido, aporte una propuesta de valor para la empresa. Además debe mostrar seguridad sobre tus competencias, no dudes.

Por lo tanto, si quiere salir victorioso del proceso de selección tenga en cuenta que su CV es su carta de presentación. De nada servirá tener unas Soft Skills muy desarrolladas y lo descartan en el primer cribado por lo haberlas incluido en su currículum.