Privacidad digital, reto para las empresas | Universidad UNADE
Privacidad digital, el reto más actual para las empresas
agosto 3, 2021 6:00 pm Publicado por Universidad UNADE

privacidad digital

Internet abrió puertas antes inimaginables. Pero también planteó grandes retos para las empresas y los usuarios. ¿Entrar en la red es sinónimo de perder el control de los datos personales? La privacidad digital es uno de las preocupaciones más actuales. Por ello, saber qué es y cómo podemos proteger los datos de los usuarios es fundamental.

Las organizaciones deben preocuparse para realizar buenas prácticas que garanticen la seguridad de la información que sus usuarios les brindan. La personalización de la experiencia requiere muchos datos para conocer al cliente potencial. Pero él siempre debe conocer que se están recopilando y, sobre todo, aceptarlo.

En este mismo sentido, como usuarios es imprescindible ser consciente de los datos que damos y para qué se van a utilizar. Al mismo tiempo de si se eliminarán o quedarán perennes en las bases de datos. De esta forma, podremos decidir si queremos navegar en ese sitio o, por el contrario, dejar de hacerlo porque sus políticas no nos parecen adecuadas.

Definimos privacidad digital

Entendemos por privacidad digital el derecho de los usuarios de sitios web para decidir qué datos personales quiere compartir y cuáles no. Por lo tanto, todos aquellos que navegan en Internet deberían poder determinar qué información dan y cuál no.

No obstante, en la actualidad, existe una necesidad por parte de las empresas de conseguir datos, datos y más datos. ¿Por qué? A continuación exponemos los principales beneficios que estos pueden generarles:

  • Personalización de la experiencia: cada cliente es único y así debemos hacerle sentir. Para conseguir esa cercanía y engagement es necesario individualizar el modo de comunicarnos y, por ende, obtener información para poder conseguirlo.
  • Mayor atracción de público: conocer al público permite realizar acciones que llamen su atención y le atraigan. Con los datos de las redes sociales, por ejemplo, podríamos conocer el nombre, edad, profesión, lugar de residencia,…
  • Ahorro de recursos: poner en marcha estrategias a ciegas puede ser costoso económicamente y también en cuestiones de recursos humanos. Sin embargo, cuanto mejor conocemos al cliente, mejor podemos diseñar nuestras tácticas. Y, en definitiva, mejores serán los resultados.

La invasión de la privacidad digital de los usuarios

Esta es la cuestión más sencilla de abordar. Siempre que el usuario no haya dado su consentimiento se estará invadiendo la privacidad digital. Aunque existen diferentes prácticas, algunas de las más agresivas en marketing tienen que ver con las redes sociales y el remarketing. ¡Veamos más!

En primer lugar encontramos las estrategias que utilizan como canal WhatsApp. El número de nuestro celular es una cuestión de máxima privacidad, ¡cualquiera no tiene nuestro contacto! Por lo tanto, puede resultar muy invasivo comunicarse por esta vía sin no lo solicitaron previamente y brindaron su consentimiento para ello.

Otra de las formas que pueden resultar incómodas para el usuario es el remarketing. La estrategia en sí misma no atenta contra la privacidad digital, salvo que no exista el consentimiento.

En este punto es donde aparecen las famosas cookies. Todos los sitios webs que las utilicen deben avisar al usuario y solicitar su consentimiento. Si es así, los datos recopilados se aprovecharán para que aparezcan los anuncios a través de la Red de Display.

Por último, las redes sociales son una gran fuente de información. Sin embargo, si la empresa realiza un contacto en frío, el usuario puede sentirse incómodo porque no se ha acercado a la marca en ningún momento.

datos en redes sociales

Las redes sociales proporcionan mucha información de valor y por ello son fundamentales en la privacidad digital.


Proteja su información personal

Ciertamente existen leyes que protegen la privacidad digital. Pero al ser un asunto tan reciente, quedan cabos sueltos y muchas marcas aún no han tomado medidas en este aspecto. Por este motivo, usted puede proteger sus datos en la red con acciones como las siguientes:

Si  no quiere que obtengan información de sus perfiles en redes sociales…¡ponga sus cuentas en privado! También puede cambiar de forma frecuentemente sus credenciales para evitar los robos.

Por otra parte, aunque suene evidente, debe prestar atención a los formularios que rellena. Aunque lo que ofrecen pueda resultar interesante, asegúrese de que sea un sitio confiable. Por último puede activar el certificado SSL.

La privacidad digital es un derecho que todos los usuarios tenemos. Pero, además, es un deber y un compromiso para las empresas. Unas buenas políticas pueden permitir acciones desleales como el spam, el ciberacoso, la publicidad engañosa,…

No dude en formarse para no ser parte de la vulneración de estos derechos. Nuestra Maestría en Ciberseguridad puede capacitarle para generar una estructura que proteja los datos de sus clientes. También es importante contar con estudios en marketing para no caer en fallos que empañen la experiencia del usuario.