Ventajas y desventajas del e-commerce | Universidad UNADE
Ventajas y desventajas del e-commerce que debería conocer
marzo 18, 2021 4:00 pm Publicado por Universidad UNADE

ventajas y desventajas del e-commerce


¿Un CD, una pizza o un libro? No existe un acuerdo unánime sobre cuál fue el primer producto que se vendió a través del comercio electrónico. Lo que está claro es que las primeras transacciones completamente online cambiaron nuestro modo de consumir para siempre y esto nos lleva a descubrir las ventajas y desventajas del e-commerce.

Aunque los inicios del e-commerce se remontan tan solo 25 años atrás, el incesante avance de las tecnologías ha hecho que esta forma de compra-venta en línea haya cambiado enormemente desde sus comienzos.

El acceso a Internet es otro de los factores que ha influido en la popularización del e-commerce por todo el mundo. Asimismo, los hábitos de consumo han ido mutando debido a la evolución de la sociedad.

Por lo tanto, cada una de estas cuestiones ha puesto su granito de arena para construir una montaña gigante que hoy llamamos comercio electrónico. Pero esto no es la cima de esta modalidad de negocio, todo indica que su crecimiento es imparable.

Es más, las estadísticas de Statista apuntan a que este año las ventas llegarán hasta los 45 billones. Esto supone haber multiplicado estas cifras por cinco en apenas seis años. Pero, esto no garantiza que nuestro negocio online vaya a funcionar, tener en cuenta las ventajas y desventajas del e-commerce es fundamental antes de emprender.

¿Qué es el e-commerce y por qué ha triunfado?

Cuando hablamos de e-commerce o comercio electrónico nos referimos a una transacción comercial realizada totalmente a través de Internet. Es decir, vender o comprar bienes o servicios utilizando la red como medio. En la actualidad también entendemos que un e-commerce es una tienda online donde adquirir productos en línea.

El éxito de este modelo de comercio radica en su disponibilidad. El agitado ritmo de vida actual, nos impide en muchas ocasiones acudir a una tienda física. Por otra parte, la globalización nos ha permitido conectar con cualquier parte sin importar nuestra ubicación, esto es clave para que podamos adquirir productos de todo el mundo. Por ejemplo, puede comprar unos zapatos que solo se fabrican en la India y tenerlos disponibles en Ciudad de México.

Entonces, con el ecommerce podemos comprar o vender lo que queramos cuando queramos. Además, contando con la agilidad que supone realizar las transacciones desde cualquier dispositivo sin necesidad de esperar.

Quizás, el triunfo del comercio electrónico radica en nuestros propios hábitos sociales. Ahora más que nunca el tiempo es nuestro recurso más valioso y el e-commerce nos permite no malgastarlo en desplazamientos, colas, etc.

No obstante, la crisis del coronavirus ha sido un impulso más para que las empresas apostasen por este tipo de negocio. Si no podemos ir al producto, el producto llegará a nosotros a través de Internet.

Ventajas y desventajas del e-commerce

Aunque puede parecer que los negocios online son un camino de rosas para el público y para el empresario, también tiene algunas desventajas frente al comercio tradicional. Principalmente, los inconvenientes de las tiendas en línea están relacionados con la conexión a Internet, la seguridad y el proceso de envío.

Principales inconvenientes del comercio electrónico

Fallos en el sitio web

Si la conexión a la red tiene problemas, la página web puede caerse. Por lo tanto, si la tienda está inactiva por los fallos de conexión es como si estuviese cerrada y el cliente no podrá acceder.

Seguridad en la forma de pago

Las tiendas cada vez implementan sistemas más seguros para garantizar el pago con tarjetas de crédito u otros métodos. Sin embargo, todavía mucha gente desconfía de introducir sus datos bancarios en la red.

Proceso de envío

Este punto tiene dos desventajas: por una parte, el tiempo desde que se pide un producto hasta que llega al cliente depende de muchos factores. Algunos clientes pueden impacientarse y desistir de la compra si los tiempos no se ajustan a lo que demandan.

Este problema cada vez es más residual debido a que la mayoría de empresas cuentan con procesos logísticos muy optimizados. En este sentido, puedes aprender mucho más sobre este asunto con nuestra Maestría en Logística, Compra y Transportes.

La segunda desventaja del ecommerce es el coste de los envíos. En ocasiones, la adquisición de un producto tiene un sobrecoste por el porte de este. Es importante que las empresas no escondan este dato hasta el final del proceso, ya que el cliente puede quedar decepcionado y abandonar el carrito sin finalizar la transacción.

Mercado más competitivo

Apenas existen barreras de acceso al mercado del ecommerce, por lo tanto los niveles de competitividad son muy altos. Puede haber miles de tiendas con características similares a las de nuestro negocio. Por lo tanto, para triunfar es crucial encontrar un nicho de mercado y diferenciarse del resto de los competidores.

El cliente no puede probar el producto antes de comprarlo

Es cierto que en Internet puede encontrar reseñas de casi cualquier cosa. Sin embargo, el consumidor tiene que asumir un pequeño riesgo comprando antes de probarlo.

Este problema ha quedado prácticamente en el olvido, ya que la mayoría de empresas han creado sus políticas de devolución para que si el cliente no queda satisfecho con la compra pueda devolverla sin mayor dificultad.

Entre las ventajas y desventajas del e-commerce se encuentra el miedo a introducir los datos de pago en internet como punto negativo.

Principales beneficios del comercio electrónico

Hemos empezado mencionando los puntos negativos para terminar dejando un buen sabor de boca con las ventajas del comercio online. Sin embargo, es necesario que cada negocio realice su propio análisis de mercado para conocer todos los factores que pueden influir en el rumbo de la empresa.

Negocio abierto 24/7 los 365 días del año

La ventaja por excelencia de esta forma de comercio es la disponibilidad en cualquier momento. El cliente puede comprar fuera del horario comercial tradicional. Esto que supone un gran beneficio para aquellas personas que tienen dificultades para compaginar su ritmo cotidiano.

Accesibilidad desde cualquier lugar

Solo es necesario contar con una conexión a Internet para completar las transacciones electrónicas. Esto facilita los procesos de compra, ya que puede estar tumbado en el sofá mientras realiza la compra semanal con su Smartphone.

Además, el negocio puede tener su sede en España y vender para todo el mundo. El e-commerce permite la compra-venta globalizada sin limitaciones geográficas.

Ahorro de costes para el empresario

Las personas que deciden emprender creando una tienda online pueden ahorrarse ciertos costes de inversión. Por ejemplo, no tendrán que comprar o alquilar un local físico o hacerse cargo de los suministros de este.

Sin embargo, pensar que tener una tienda online es casi gratis es un error garrafal. Debemos tener en cuenta que se necesitan profesionales cualificados para diseñar y mantener el sitio web. Al mismo tiempo, alguien tiene que ocuparse de los pedidos y de la atención al cliente; sin olvidar las estrategias de marketing.

Esta cuestión debe atenderse como parte de las virtudes y perjuicios del e-commerce. Es decir, entendiendo que pueden ahorrarse costes en ciertos aspectos imprescindibles en las tiendas físicas. Pero que a la vez, debe invertirse en otras cuestiones como el marketing para obtener buenos resultados. 

Recolección de datos

Conocer a los clientes es fundamental para ofrecerles una experiencia adecuada a sus necesidades. En Internet recolectar información es más sencillo que en el comercio tradicional.

Los consumidores dejan su rastro allá por donde pasan. Si la empresa sabe cómo gestionar los datos, puede mejorar su servicio e incluso personalizar las estrategias de marketing.

Captación de clientes

En las tiendas físicas es necesario que el cliente llegue hasta el lugar, se sienta atraído y entre. Sin embargo, desviar su ruta puede hacer que jamás conozca un negocio.

En el e-commerce una buena estrategia de marketing y publicidad puede captar la atención del cliente sin resultar invasivo. Las redes sociales, por ejemplo, pueden servir para que un usuario se interese por el negocio.

También es más sencillo ofrecer información sobre los productos así como otros contenidos que sean un valor añadido. Todo ello redunda en la atracción de clientes hacia nuestro sitio.

En conclusión, el ecommerce está de moda y todo apunta a que seguirá siendo una tendencia en alza en los próximos años. Sin embargo, para lanzarse a emprender primero deberíamos conocer los pros y contras del e-commerce. De este modo, los empresarios pueden actuar en consecuencia y diseñar estrategias de negocio que limiten los inconvenientes y potencien los puntos fuertes. 

¿Conoce más ventajas y desventajas del e-commerce?