Problemas de marketing

Los 5 problemas de marketing más habituales


Los contratiempos pueden surgir en cualquier momento y lugar. Nadie está exento de tener inconvenientes en su día a día profesional. Por ello, hoy queremos hacer hincapié en los problemas de marketing.  Este departamento ha adquirido una importancia capital en los últimos tiempos y por ello es necesario conocer cómo ser resolutivos en esta área. ¿Quiere saber más?

Los seres humanos podemos “presumir” de tropezar varias veces con la misma piedra en el camino. Por ello, no es sorprendente que haya ciertos problemas de marketing que son comunes y, sobre todo, recurrentes en las empresas. Si usted quiere salir de ese bucle, ¡lea este post!

Además, si quiere conseguir una mejora de los resultados en su negocio a través de estrategias de mercadotecnia de éxito…¡fórmese en UNADE! Estudiando nuestra Maestría en Mercadotecnia podrá conocer el mercado y su público objetivo, aprender técnicas y metodologías,…¡y mucho más!

Pero sobre todo, estudiando una maestría como la de UNADE será capaz de mejorar su rendimiento evitando los problemas de marketing más comunes. Sin duda, podrá ser resolutivo en este ámbito profesional.

Los problemas de marketing más típicos

En adelante vamos a enumerar algunos de los problemas que usted mismo puede sufrir o haber sufrido en su desempeño laboral. Pero no solo los vamos a poner sobre la mesa, sino que veremos la problemática que supone y el mejor modo de resolverlos.

No saber presentar el producto o servicio

¿Qué vende? Si un cliente le pregunta esto es que su comunicación no está siendo clara o no se está diferenciando del resto. Aunque pueda parecerle raro, esto sucede frecuentemente en las empresas; sobre todo se da en aquellos negocios novedosos.

Tenga en cuenta que no se trata del dónde, sino del cómo. El área de comunicación de la empresa debe mandar mensajes sencillos, con información relevante para el usuario y, por encima de todo, claros.

Es decir, cuente qué hace su producto, cuáles son sus beneficios, qué diferencias tiene respecto a la competencia,…todo aquello que permita al consumidor entender qué le va a aportar en su vida. Eso sí, tenga en mente siempre a su público objetivo, sino no podrá lanzar un mensaje adaptado.

Problemas de marketing ejemplos
Los problemas de marketing son más frecuentes de lo que imaginamos y afectan directamente a la consecución de los objetivos de la organización.

Dificultades para hacerse ver

¿Su empresa es invisible para la audiencia? En los sectores donde la oferta es muy amplia puede ser complicado hacerse ver entre tantas posibilidades. Sin embargo, las nuevas tecnologías e Internet han permitido que las empresas puedan multiplicar su presencia y diferenciarse unas de otras.

Las redes sociales, por ejemplo, son un medio que ayuda a mejorar la presencia de las marcas. De esta forma, pueden hacerse visibles independientemente de su audiencia, tamaño, sector,…

No segmentar adecuadamente

La segmentación del mercado es la división de este en base a unos criterios de homogeneidad y atendiendo a distintas variables. De este modo, se puede actuar en base a las necesidades de esta parte de la audiencia. Así pues, podremos adaptar nuestro producto o servicio a los diferentes segmentos.

De lo contrario, estaremos lanzando un producto y un mensaje igual para un público que puede ser diferente. Por lo tanto, no tendrá el impacto deseado para la empresa.

Descoordinación entre departamentos

Las acciones de marketing deben ir coordinadas con las del departamento comercial y viceversa. Aunque pueda parecer contradictorio, acciones como publicitar un producto cuando no está disponible o hacer una promoción cuando el negocio está cerrado es muy común.

Errores como estos suceden más habitualmente de lo que puede parecer. Ambos departamentos deben estar en continua comunicación para ir en una misma dirección.

No tener un plan de marketing

Pensar que el marketing no es necesario o que no se necesita un plan puede ser el error más grande dentro de esta disciplina. Al igual que las empresas tienen una planificación para las vacaciones o los turnos, deben tenerlo para la ejecución de las acciones de mercadotecnia.

Renunciar a esta organización es un error de dimensiones incalculables, pues supone ir sin una previsión. Lo cual se traduce en retrasos, errores, olvidos y otros problemas asociados.

En definitiva, contar con un plan de marketing es la clave principal para evitar errores como los mencionados. Además de otros relacionados con la imagen de marca, la reputación, las ventas, los precios o la presencia digital.