Evaluación del desempeño, sus ventajas | Universidad UNADE
¿Para qué sirve la evaluación del desempeño?
junio 2, 2020 4:00 pm Publicado por Universidad UNADE

evaluación del desempeño

Mide el rendimiento, la conducta y la obtención de los resultados. ¿Sabe de qué le hablamos? Se trata de la evaluación del desempeño. Una herramienta de los recursos humanos para lograr mayor competitividad y eficacia.

Este instrumento permite medir el grado de cumplimiento de los objetivos individuales. Es un modo de que la empresa recopile información para la toma de decisiones. Es importante realizar esta evaluación periódicamente. La principal razón es que la empresa está en constante cambio y, por ende, sus empleados también.

En 2012 la Organización Internacional de Estandarización publicó la norma ISO 10667. De este modo, se fija un estándar para la evaluación de personas en el entorno laboral. Incluye procedimientos y métodos para llevarla a cabo. Actúa como guía de buenas prácticas tanto para el cliente como para el proveedor del servicio.

Norma ISO 10667: la regulación de la evaluación del desempeño

Los responsables de Recursos Humanos cada vez son más conscientes de la importancia de los procesos de evaluación del desempeño. Esta herramienta puede ser la clave para alcanzar el éxito empresarial.

La norma ISO 10667 nace como iniciativa del Instituto Alemán de Certificación (DIN). Finalmente se convirtió en norma en 2012 con la certificación ISO. Su implantación tiene ventajas como las siguientes:

  • Asegura la objetividad: las decisiones sobre los trabajadores a menudo pueden ser complejas. De esta forma, no queda espacio para cuestionar las determinaciones de la empresa. El ascenso o el despido tiene una justificación objetiva.
  • Cumplimiento legal: implementa regulaciones legales sobre igualdad o no discriminación.
  • Proceso integrado: la evaluación de personas no es una tarea de un solo departamento. Esta norma define las responsabilidades y derechos de cada una de las partes.
  • Fortalece la imagen de la marca: transmite una imagen de profesionalidad y objetividad en sus procedimientos.

¿Cómo realizar la evaluación del desempeño?

Antes de comenzar con la  evaluación del desempeño es necesario realizar un plan de evaluación previo. Dado que se trata de un proceso de carácter sistemático no podemos dejar nada a la improvisación. Por ello, en primer lugar se deben fijar las premisas en las que se basarán los evaluadores:

  • Qué aspectos van a ser evaluados: toda la organización, un departamento concreto,…
  • Cómo se va a evaluar: autoevaluación, evaluación 360º,…
  • Duración de la evaluación.
  • Frecuencia de repetición: cuatrimestral, semestral, anual,…
  • Quién realiza la evaluación: empresa externa, la propia organización,…
  • Medidores que se utilizan para medir el desempeño: calidad, motivación, productividad,…

La evaluación del desempeño es una herramienta de los recursos humanos para lograr mayor competitividad y eficacia.


¿Qué ventajas tiene la evaluación?

La evaluación del desempeño debe ser entendida como una herramienta para generar un ambiente positivo. Ninguna de las partes debería sentirse amenazada o incómoda por este proceso. Ya que aporta beneficios para todas las partes.

Por ejemplo, a la organización en general, le permite optimizar los niveles de desempeño. En este mismo sentido, podrán alinearse las metas individuales con las del departamento y la empresa.

También podrán identificar las oportunidades según los perfiles. Asimismo, las recompensas serán aplicadas de forma justa. Y finalmente, el empleado se sentirá comprometido y satisfecho con la organización.

Por otra parte, los trabajadores conocerán de primera mano las expectativas de la empresa. De este modo, es más sencillo cumplirlas. Además, permite conocer las competencias que más se valoran en su puesto. Todo esto, será mucho más sencillo con una buena descripción de cada puesto de trabajo.

La evaluación del desempeño puede servir también para realizar una autoevaluación que nos permita el crecimiento personal. De esta forma, podremos conocer nuestras fortalezas y debilidades para posteriormente mejorarlas. Asimismo, el empleado se sentirá motivado para realizar los mejores esfuerzos por la empresa.

En conclusión, la evaluación del desempeño es una oportunidad de mejora. Una estrategia para lograr la máxima eficiencia conociendo todas las partes de la empresa. Desde los procesos hasta las cuestiones de motivación o satisfacción. Se trata de la herramienta que puede hacerle más sencillo alcanzar el éxito.