Potencie su desarrollo empresarial con un MBA | Universidad UNADE
Potenciar el desarrollo empresarial con estudios de MBA
octubre 7, 2021 6:00 pm Publicado por Universidad UNADE

desarrollo empresarial

El anhelo de todas las empresas es alcanzar la madurez y mantener su éxito. Algunas lo consiguen gracias a unas estrategias bien definidas, pero otras acaban fracasando. El desarrollo empresarial es la clave para ir más allá del crecimiento económico o territorial.

Los estudios en MBA son la herramienta fundamental para los directivos de las compañías. Una formación especializada en administración de empresas es el primer paso para conseguir el desarrollo de la organización.

A continuación, vamos a profundizar en este concepto y en el apoyo de una formación MBA. El objetivo es comprender la diferencia entre crecimiento y desarrollo. De esta forma, posteriormente se podrán enfocar los objetivos de la organización y mejorar el posicionamiento en el mercado.

Definiendo el desarrollo empresarial

Entendemos por desarrollo empresarial a la evolución que experimenta una empresa en pleno crecimiento durante su vida. Es decir, se trata de los procesos que fortalecen a la compañía más allá de la expansión económica, de recursos o geográfica.

Por tanto, es más un procedimiento que afecta a todas las partes de la organización desde el personal a los procesos de producción. Siendo clave para mejorar el rendimiento, la efectividad o la optimización de recursos.

De esta forma, el negocio puede conseguir que su gestión organizacional sea mucho mejor. Es decir, podemos eliminar aquellas cuestiones que perjudican y limitan a la empresa.

Etapas en el desarrollo empresarial

La primera cuestión que debemos poner sobre la mesa es que cada empresa es diferente. Por lo tanto, no hay una receta única para todos los negocios. Por este motivo, las estrategias deben ajustarse y adaptarse teniendo en cuenta las características de cada una de ellas. No obstante, vamos a exponer las etapas que suceden dentro del desarrollo empresarial.

  • Previsión y planificación: se trata de analizar el negocio profundamente para poder establecer líneas de actuación acorde con nuestras características y recursos.
  • Organización: la segunda etapa consiste en ordenar la información obtenida y estructurar el plan de forma sólida.
  • Dirección y jerarquización de la empresa: es el momento de establecer el organigrama, definiendo los perfiles que liderarán.
  • Ejecución: ¡manos a la obra! Es el momento de aplicar el análisis y el plan sobre el negocio. Siempre con el fin de tratar de lograr los objetivos que se han concretado en etapas anteriores.
  • Formación: estar en constante actualización y aprendizaje es esencial para conseguir el desarrollo de la empresa. Por lo tanto, tanto de forma particular como por iniciativa de la organización, los empleados deberían recibir formación.
  • Innovación y tecnología: no se quede atrás, introduzca la tecnología en su negocio. Por supuesto, no deje de investigar cómo mejorar los procesos o las condiciones laborales.
  • Alianzas estratégicas: aunque sea el top player de su sector, no se separe del resto. Encuentre aliados que puedan crear sinergias.
desarrollo con MBA

Los estudios MBA son una gran opción para potenciar el desarrollo empresarial y seguir creciendo,


¿Por qué el MBA en Administración de Empresas es esencial?

¿Podría fabricar helado sin la receta? Puede que sí, pero tendría muchas más dificultades que alguien que dispone del conocimiento. Con las empresas sucede lo mismo, usted puede emprender su negocio, pero si cuenta con una “receta” previa le será más sencillo.

Contar con este tipo de estudios es una ventaja competitiva, tanto si usted es el gerente como si es un apoyo a la dirección. Sus conocimientos serán fundamentales para diseñar las estrategias y tácticas de crecimiento y desarrollo empresarial.

Así pues, el talento es crucial en el éxito a largo plazo. Por lo tanto, asegúrese de que la empresa cuenta con los mejores profesionales. No dude en proporcionales formación complementaria dentro de la organización para mantenerlos actualizados.

Estudios como nuestra Maestría MBA en Administración de Empresas es una excelente forma de aprender sobre la gestión de una compañía. Desde el plano organizativo hasta el estratégico, pasando por las técnicas de liderazgo. ¡Usted puede ser el perfil que todos los negocios necesitan!

Aprenda a diferenciar crecimiento y desarrollo empresarial

A primera vista pueden ser susceptibles de confundirse entre ambos términos, ya que en otros contextos pueden ser sinónimos. Sin embargo, en esta ocasión, aunque sí guardan relación hay diferencias notables entre los términos crecimiento y desarrollo.

En primer lugar, cuando hablamos de crecimiento nos referimos a resultados cuantitativos. Es decir, datos medibles a lo largo de un tiempo. Por ejemplo, las ventas, la productividad de un departamento, la cuota de mercado que se ocupa,…

En este sentido, el crecimiento está enfocado a la parte económica. Así pues, el objetivo está ligado a mantener las cuentas de forma sostenible para no comprometer la supervivencia del negocio.

Por otra parte, el desarrollo empresarial es un concepto relacionado con los resultados cualitativos. Es decir, la medición es subjetiva y deben acordarse en conjunto con expertos que conozcan profundamente la organización.

Esta medición debe hacerse teniendo como referencia la filosofía del negocio, la visión y la misión, los estándares de calidad,…Por lo tanto, está dirigido a cuestiones más allá de las ganancias monetarias.

Las estrategias de desarrollo empresarial se orientan a la creación de valor dentro de la organización. Aunque pueden desencadenar crecimiento en la compañía, no es un requisito indispensable.