Neuropsicología

Neuropsicología en las empresas


La neuropsicología es una rama de la neurociencia que estudia las relaciones entre el cerebro y la conducta. Es decir, atiende nuestros procesos mentales (memoria, lenguaje, emociones,…) y como estos influyen en quiénes somos y cómo  nos enfrentamos al mundo.

Esta disciplina a medio camino entre la neurología y la psicología tiene gran relevancia dentro del ámbito sanitario. En otras palabras, los profesionales de esta área intervienen ante dificultades en el aprendizaje, enfermedades neurodegenerativas, daños cerebrales,…

Sin embargo, existe otra vertiente de la neuropsicología que puede aplicarse en el plano laboral. De este modo, desde las empresas permite desarrollar competencias, generar hábitos saludables o mejorar el rendimiento. Asimismo, puede utilizarse en el marketing. Hoy hablaremos sobre estos dos usos. ¡Siga leyendo!

La relevancia de los profesionales de recursos humanos

Por todos es sabido que la responsabilidad del departamento de recursos humanos es cada vez mayor dentro de las compañías. Su papel influye directamente en la implicación y satisfacción de los empleados. Y, por tanto, ayuda a la mejora de los resultados y cumplir los objetivos.

No obstante, este perfil profesional requiere estar en constante formación para conocer las nuevas técnicas y metodologías que permitan mejorar la calidad de vida laboral. Estudios como nuestra Maestría en Dirección y Gestión de RR.HH. son una oportunidad para seguir creciendo y convertirse en un valor añadido para la organización.

Teniendo esta premisa en cuenta, vamos a exponer cómo se aplica la neuropsicología dentro de las empresas. Asimismo veremos cuáles son los beneficios que esto puede aportar a las organizaciones y los trabajadores; así como los retos que se presentan.

Neuropsicología en empresas
La disciplina de la neuropsicología puede aplicarse a diferentes ámbitos de la empresa desde recursos humanos hasta markening.

La neuropsicología organizacional para la gestión del talento

La neuropsicología aplicada a los trabajadores de la empresa permite comprender profundamente los comportamientos. De esta forma, el entendimiento del desempeño del talento humano ayuda a mejorar los procesos.

Conocer las actitudes, aptitudes, conocimientos o experiencias de los empleados es relevante a la hora de mejorar sus condiciones. Tener en cuenta sus motivaciones, aspiraciones o inquietudes forma parte del proceso de mejora continua.
En definitiva, permite que el capital humano potencie al máximo su talento. Igualmente es de gran utilidad para aumentar la motivación y mejorar la calidad de vida laboral. Por otra parte, la empresa puede aprovechar para mejorar el rendimiento, cumplir objetivos más ambiciosos, mejorar los procesos,…

No obstante, la neuropsicología en la empresa puede aplicarse también a otros campos como la comercialización, el contacto con clientes y el análisis de los hábitos del comportamiento.

Aplicaciones de la neuropsicología en el marketing

La neuropsicología y la neurociencia aplicadas al marketing dan lugar al neuromarketing. Se trata de una técnica asociada a estas disciplinas que estudia los comportamientos humanos ante estímulos concretos.

A través del neuromarketing las empresas pueden conocer mejor a sus clientes. Es decir, al estudiar el funcionamiento de su cerebro ante un producto, servicio o estrategia las organizaciones pueden actuar para impactar en ellos.

Por lo tanto, las bases del neuromarketing estarán relacionadas indudablemente con las siguientes cuestiones:

  • Cercanía con el consumidor: se crea un vínculo cercano donde el cliente y se fideliza.
  • Diferenciación: es fácil destacar sobre la competencia y que los consumidores recuerden mejor tu marca.
  • Conexión con la parte más humana de la empresa: al conocer los intereses, valores, actitudes,…de los consumidores se pueden realizar un acercamiento y seguir mejorando la fidelización.
  • Transmisión de emociones positivas: ser positivo ayuda a conectar mejor con las personas, contagiar estas sensaciones puede ayudar a la marca.

Todo esto puede realizarse aplicando, por ejemplo,  técnicas de marketing sensorial a través del olor, la textura o los recursos auditivos. Algunas marcas utilizan el color para evocar sensaciones, asimismo otras utilizan fragancias en sus tiendas que permiten potenciar su recuerdo.

En definitiva, la disciplina que aúna la psicología y la neurología aplicada a la empresa es una gran oportunidad para mejorar los resultados. De ahí, que dentro de nuestro catálogo hayamos elaborado un Máster en Neurociencia. Por este motivo, estudio superior es ideal para las personas que deseen profundizar en este ámbito, mejorar los resultados de su negocio y seguir creciendo profesionalmente.