Fuentes de información confiables en internet | Universidad UNADE
Cómo diferenciar las fuentes de información confiables
septiembre 8, 2020 4:00 pm Publicado por Universidad UNADE

fuentes de informacion confiables


¿Sabría distinguir las fuentes de información confiables de las que no lo son? Internet nos lo pone difícil, pero no imposible. En la actualidad la información está disponible a golpe de clic. Tenemos acceso a millones de datos, pero eso no significa que todos sean verdaderos. Quizás ese es el principal problema: mucha cantidad y poco orden.

Además, el avance de la web ha hecho que el usuario se convierta en creador. Dándole poder para aportar información a la red. Sin embargo, el anonimato juega a su favor cuando su objetivo es difundir bulos.

Tipología de las fuentes de información

Las fuentes de información son documentos o personas que proporcionan datos útiles con un fin determinado. Pero no toda la información que podemos encontrar en la red ha sido contrastada o verificada. Por esta razón, debemos prestar atención a ciertos aspectos que determinen su fiabilidad.

Existen tres tipos de fuentes de información que dependen de diversos factores, la clasificación es la siguiente:

  • Primarias: son las más cercanas a aquello que se investiga. Es decir, que los intermediarios son mínimos. Por ejemplo, los testigos de un accidente serían una fuente primaria, ya que han visto lo ocurrido.
  • Secundarias: están basadas en las primarias, pero la información es tratada de forma analítica, sintética, interpretativamente,…Siguiendo con ejemplo anterior, las fuentes secundarias en un accidente serían los policías, bomberos o médicos en sus atestados.
  • Terciarias: es una recopilación de las primarias y las secundarias. Dando lugar a una información con testimonios e interpretaciones. En base a nuestro ejemplo, podría ser un artículo de revista que incluya el relato de los testigos directos combinado con la interpretación de especialistas en accidentes, los informes policiales,…

Criterios para averiguar si son fuentes de información confiables

Somos afortunados por vivir en la era de la información. Tenemos en nuestras manos todo tipo de datos de forma instantánea. ¿Quién no ha resuelto una riña familiar en solo unos segundos de búsqueda?

Pero tener disponible tanta información puede ser un arma de doble filo. Debemos tener en cuenta que no todo lo que encontramos en Internet es cierto. Por lo tanto, es importante ser cuidadoso y riguroso cuando investigamos un asunto.

En la red convergen opiniones, interpretaciones, relatos inventados o conocimientos científicos. La clave para elegir una fuente de información confiable es atender a algunas características.

Vivir en una época en la que tenemos cualquier tipo de información a nuestros alcance, hace que se muy importante saber distinguir las fuentes de información confiables.

Autoría

Encontrar el autor de una información en Internet puede ser complicado. En los documentos oficiales y artículos académicos puede resultar más sencillo. Sin embargo, los blog y páginas web no siempre incluyen el nombre de la persona que lo redactó.

En ocasiones, los medios de comunicación digital otorgan la autoría de sus noticias al propio medio, sin dar un nombre concreto del periodista.

Pero la mayor dificultad se encuentra en redes sociales y foros. Los seudónimos y el anonimato casi imposibilitan saber a quién corresponden las palabras.

Después de descubrir quién ha escrito la información, debemos averiguar si esa persona está capacitada para ello. Es decir, ¿tiene formación o experiencia en este ámbito? También debemos buscar un método de contacto o qué dice Google sobre él.

De esta forma, podremos tener un retrato del autor y valorar si se encuentra de las denominadas fuentes de información confiables.

Propósito y objetividad

El motivo que ha incentivado la creación de la web puede ser clave para determinar su fiabilidad. Por esta razón, dirigir el contenido a un público específico puede ser señal de calidad. Así como, tener unos valores y objetivos empresariales prefijados.

En cuanto a la objetividad es otro de los factores determinantes. Debemos observar si el contenido es un hecho, una opinión o una información publicitaria. Igualmente, atenderemos a quién financia a la empresa o tiene el beneplácito de una institución.

Una vez más, esto será signo de que se trata de fuentes de información confiables. Donde el contenido es verdadero y no infunde bulos, estereotipos o prejuicios.

Actualización

Un sitio actualizado es un sitio vivo. Un espacio donde se incluyen nuevos contenidos para dar respuesta a las demandas y necesidades que surgen. El interés por el usuario es una muestra del compromiso por la información veraz.

Estas son solo tres características que pueden ayudar a encontrar fuentes de información confiables en la red.