Importancia de la Calidad del Producto | Universidad UNADE
Calidad del producto
diciembre 17, 2019 5:00 pm Publicado por Universidad UNADE
calidad del producto


Un sistema de calidad es un mecanismo sistemático planificado que proporciona a las organizaciones la capacidad de organizar, planear, ejecutar y controlar tareas tanto en sus productos como en sus servicios. Según sus respectivas especificaciones, esto con el propósito de asegurar la completa satisfacción del consumidor. Para ello se quieren herramientas de medición y estándares que permitan comparar la calidad del producto o servicio.

Estas herramientas operativas consiguen optimizar procesos y lograr los objetivos propuestos por la organización. Y que los clientes estén conformes con el producto final que adquieren. En la calidad del producto, por lo tanto, prima la planificación de los procedimientos y sus recursos con la finalidad de mejorar la calidad de la oferta.

Si está interesado en estudiar la gestión de la calidad en una empresa UNADE aborda en su Máster en Gestión de la Calidad los aspectos más importantes para implementar los sistemas de calidad, sus beneficios y necesidades de los consumidores. 

Implementación de la calidad del producto

Pensando en que el cliente es lo más importante para la organización, y que este sólo estará dispuesto a pagar por aquellos productos o servicios que sean buenos para él, es decir, que tengan calidad. La implementación de este sistema es muy beneficiosa para las empresas. Pues a través de él se diseñarán manufacturas a gusto del consumidor. Un cliente satisfecho siempre se traduce en mayor rentabilidad y fidelidad para la organización.

Antes de poner en marcha la implementación de un sistema, primero se tiene que identificar al usuario meta. Así como los requisitos del producto o servicio que se están ofreciendo para él.

Es importante recopilar los requisitos especificados, requisitos legales, requisitos reglamentarios, así como requisitos adicionales según la tipología de la organización. Por ejemplo, la fiabilidad, atención al cliente, plazos de entrega y posventa.

A su vez, se tiene que identificar el nivel de calidad del producto requerido. Todos los procesos de control tienen que estar planificados y documentados. Se tiene que agregar un sistema de prevención de errores con sus respectivos indicadores. Así como acciones correctoras y preventivas en caso de un evento adverso.

Control de calidad del producto

Cuando hablamos de control de calidad, nos referimos al conjunto de estrategias (claras y concretas) que aseguran el mejoramiento continuo del producto o servicio. Su función primordial consiste en lograr que estos productos o servicios cumplan con los estándares de calidad planteados por la empresa. Y que lograrán corregir a tiempo los probables defectos de fabricación. Evitando así sobrecostos de manufactura y desperdicios de la materia prima. Estos controles tienen como objetivo implementar técnicas de inspección durante la producción que garanticen la salida de bienes sin defectos.

Recordemos que nuestro objetivo principal es ofrecer a nuestros consumidores productos o servicios idóneos. Y que se disminuya en lo posible la probabilidad de errores y devoluciones. Por esta razón es parte importante del proceso asegurarse que se lleve a cabo. Y de manera correcta, la inspección, el control, la garantía, la gestión y la entrega de los productos y servicios. El objetivo de estos controles es evitar a toda costa posibles fallos y errores asociados a los procedimientos que no se ajusten a los parámetros del artículo.

Un ejemplo de control de calidad del producto lo encontramos durante la fabricación de un libro cualquiera. Antes de salir a la venta se tiene que verificar que la maquetación, el diseño de interiores, la paginación y las hojas se encuentren en perfectas condiciones. Que no haya páginas manchadas y que los textos resulten diagramados según los estándares de la editorial. Que la tinta y los colores de la fuente generen letras nítidas y claras y que la impresión sea tal cual se espera según el prototipo propuesto. Si alguno de estos elementos auditados resulta con errores, no podrán salir a la luz por no ajustarse a los estándares de calidad establecidos por la empresa para garantizar la satisfacción total del cliente.

Tipos de planificación

Durante la planificación del control de calidad del producto se tienen que tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Financiero. Clave para que haya capital para el uso de efectivo en los recursos.
  • Comercial. Debe mantener la competitividad de acuerdo a la calidad, el precio y la demanda.
  • Técnico. Seguridad y eficacia en los procedimientos.

Todo producto que no cumpla con los estándares mínimos que aseguren calidad tienen que ser eliminados.

Tipos de Calidad del producto

Para garantizar una satisfacción total en el cliente, las organizaciones tienden a adoptar diversos tipos de calidad.

  • Calidad del diseño. Es el diseño con que se exhibe un producto o servicio según los atributos que se consideran adecuados para cumplir con las expectativas del cliente.
  • Calidad de los procesos de producción. Se garantiza que el producto final salga en óptimas condiciones, sin defectos y cumpliendo las cualidades que son atractivas para los clientes.
  • Calidad del servicio al cliente. Se asegura que la atención ofrecida al cliente se presente con calidad humana y de servicio, rápida y eficaz. A fin de que la percepción de este a partir de un trato amable y respetuoso sea de confianza y fidelidad.
  • Calidad de la organización.

Toda organización debe garantizar los estándares de sistema de calidad del producto que busque una mejora continua, estandarización y control en los procesos.


Diseño del producto

Estos sistemas deben diseñarse con base a las necesidades de la empresa. Y esta a su vez debe de plantearlas según los requerimientos y necesidades del usuario. Estos diseños deberán de ser adoptados por la compañía como parte de sus políticas propias.

Tras haberse diseñado el sistema, y antes de su aplicación, se requiere de una capacitación continua, constante e integral del personal. Sobre todo para aquellos que estarán directamente involucrados en el proceso. Una vez elegido el diseño de sistema, se tiene que probar y monitorear para su mejora permanente. Midiendo resultados a través de los estándares y objetivos propuestos al inicio.

Toda organización debe garantizar los estándares de sistema de calidad del producto que busque una mejora continua, estandarización y control en los procesos a fin de cumplir con la satisfacción de los usuarios.

De forma sintetizada, se puede concluir que este sistema consiste en dar un seguimiento oportuno a cada uno de los procesos dentro de una empresa para mejorar la calidad del producto y/o servicio. Todo esto a partir de la implementación de diversas herramientas y procedimientos que garanticen la calidad y la satisfacción del cliente.