Tipos de virus informáticos más frecuentes | Universidad UNADE
¿Cuántos tipos de virus informáticos existen?
enero 14, 2021 5:00 pm Publicado por Universidad UNADE

tipos de virus informáticos

Adware, malware o troyano, ¿le suenan estos nombres? Son tipos de virus informáticos que pueden comprometer la seguridad de sus dispositivos. En la actualidad, la seguridad en la red es una de las cuestiones que más preocupa a las empresas y a la sociedad en general.

Asusta pensar que cualquiera puede entrar en su espacio personal o profesional y acceder a tus datos. Por esta razón, la ciberseguridad es cada vez más valorada para proteger nuestra información.

De este modo, conocer qué es un virus informático y cómo puede afectarnos puede ayudar a los expertos a impedir que entren en nuestra red. Para ello, se necesita una formación especializada como nuestra Maestría en Ciberseguridad.

Así pues, con estos estudios, el profesional podrá trabajar en la prevención. Y si fuese necesario, saber actuar frente a la inclusión de uno de estos virus en nuestros equipos.

Clasificación de los tipos de virus informáticos

En primer lugar, cuando hablamos de virus informático nos referimos a un sistema de software creado para dañar intencionadamente a una tercera persona. Depende de la función de estos elementos pueden haber sido escritos para replicarse de forma continua o afectar al rendimiento del equipo.

Un virus nunca debe entenderse como un mal menor, un pequeño daño puede ir expandiéndose y acabar por completo con el sistema. A continuación, veremos algunos de los tipos de virus informáticos que podemos encontrar actualmente.

Virus residente

Los virus residentes en la memora se alojan en la memoria RAM, es decir, en la memoria de su ordenador. Su funcionamiento se activa cuando se ejecuta el sistema operativo de nuestra computadora.

Estos virus asignan bloques de memoria y, a través de estos, se ejecuta el código malicioso.  De esta forma, todos los archivos que abrimos pueden ser infectados. Por lo que puede interferir en el funcionamiento del sistema a la vez que daña nuestros archivos y programas.

Virus de acción directa

Los archivos .exe y .com son el principal objetivo de los virus de acción directa. Su objetivo es replicarse e ir infectándolos cuando estos son ejecutados. Por lo tanto, a priori este virus selecciona sus “víctimas” y después se mueve por el sistema. Normalmente se aloja en el directorio raíz del disco duro.

Aunque es molesto, su acción es la menos dañina. Ya que no suele eliminar archivos o afectar al rendimiento del computador. Además, los programas de antivirus pueden detectarlos y eliminarlos con relativa facilidad.

Uno de los tipos de virus informáticos a los que nos podemos enfrentar es al virus residente, que afecta a la memoria RAM y todos los archivos pueden ser infectados.

Macro Virus

Este tipo de virus se caracteriza por infectar archivos.  Se valen de aplicaciones o programas con macros como .doc o .pps para atacarlos. De esta forma, se automatizan una serie de acciones pero como si solo fuese una, lo que supone un ahorro de tiempo para el agente malicioso.

Por lo tanto, afectan directamente al archivo que contiene los macros, a las plantillas y a los documentos que contenga. Es habitual que este virus llegue al correo electrónico.

Virus de directorio

Por su nombre podemos adivinar cómo actúa este virus. Este software puede cambiar las rutas de los archivos, lo que dificulta al usuario encontrar la aplicación o el software original una vez que este se ha infectado. Es uno de los más temidos.

Consecuencias de alojar un virus en la computadora

Una de las cuestiones que más miedo genera tanto para las empresas como para los particulares es el robo de datos. Si alguien entra en nuestro dispositivo puede acceder a toda nuestra información y utilizarla en nuestra contra.

El phishing es uno de los delitos que han surgido recientemente a consecuencia de los virus informáticos. Consiste en el envío de correos electrónicos haciéndose pasar por usuarios fiables para obtener datos confidenciales. Después se inicia la estafa pidiendo dinero o extorsionando.

Por otra parte, los virus informáticos pueden destruir archivos o programas de nuestra computadora. Lo que supone un problema, ya que pueden acabar con documentos relevantes o inhabilitar por completo nuestro sistema.