Qué es la recesión

Qué es la recesión


¿Estamos cerca de una gran depresión como la desató la caída de la Bolsa de Nueva York en 1929? Ciertamente vivimos un momento de gran incertidumbre que surge con la pandemia mundial, pero que se retroalimenta continuamente. Los conflictos bélicos o la inestabilidad política son otros de los factores que confluyen para incrementar esta situación. Por ello, quizás es el mejor momento para preguntarnos “¿qué es la recesión?”

A continuación vamos a definir este término. Asimismo, contextualizaremos el momento actual en el que nos encontramos tanto en México como a nivel mundial. Sin olvidar, el papel de los profesionales que pueden contribuir a reducir este impacto en la economía y en la sociedad en general.

Entendiendo el concepto: ¿Qué es la recesión?

Para comenzar a entender la situación actual es muy útil saber qué es la recesión. Este término hace referencia a un decrecimiento de la actividad económica en un periodo temporal concreto. Normalmente, se considera de tal modo cuando la tasa de variación del PIB es negativa en dos trimestres consecutivos.

Socialmente percibimos la recesión como una etapa de dificultades, donde se reduce el consumo y aumenta la tasa de desempleo. No obstante, es parte del ciclo económico. Es decir, se trata de un proceso que se repite cíclicamente. Es más, a lo largo de la historia se han sucedido multitud de situaciones como esta, que cotidianamente conocemos como “vacas flacas”.

Características de una recesión económica        

¿Qué identifica una recesión económica? El empeoramiento de la economía durante al menos dos trimestres seguidos. Esto genera una reducción del consumo y la de inversión. A su vez, se suele reducir la producción de bienes y servicios. En consecuencia, se genera un aumento del desempleo debido a la reducción de la oferta y de la demanda.

En estas situaciones también es común que la inflación baje. Incluso, puede producirse deflación por un exceso de oferta y una caída de los precios. Asimismo, puede suceder que suceda la estanflación, que es cuando la población pierde poder adquisitivo y se empobrece. Cualquiera de ellas puede entrar en una espiral que dificulte volver a la normalidad.

Por otra parte, es característico que los años previos a una recesión sean de bonanza. La economía crece a un ritmo acelerado hasta que llega a su clímax y acaba decreciendo dando lugar al empeoramiento de la economía.

Causas que provocan las recesiones

Una de las causas de la recesión viene dada por las épocas previas de bonanza. Cuando se sobreproduce por el crecimiento económico, se aumentan los precios y la gente, ante una situación positiva, se endeuda. Después, con la ralentización económica lleva a la recesión.

Otra de las causas puede ser la reducción de la oferta por un motivo concreto. Por ejemplo, la guerra entre Ucrania y Rusia ha incrementado el precio del aceite de oliva. La demanda no ha decrecido pero la oferta sí, por lo tanto el coste aumenta.

Cuando sucede alguna de estas situaciones donde las personas no quieren o no pueden invertir, sino que buscan disponer de la máxima liquidez, los bancos actúan. Estos establecen políticas expansivas con el fin de incentivar el consumo y la inversión.

Qué es la recesión México
La recesión económica viene precedida por una etapa de bonanza y se caracteriza por una gran incertidumbre.

Situación actual en México: ¿hay o habrá recesión?

Según Invex, la tasa de inflación se situará en su punto máximo entre los meses de agosto y septiembre, llegando al 8,5%. Esta institución bancaria mexicana no ve indicios de recesión en el país, a pesar de lo que dice Estados Unidos.

Sin embargo,  Moody’s Analytics sí que ve indicios de que la recesión llegará en el 2023 a México. Además, vaticinan que esta fase terminaría en 2024 y la normalidad llegaría al siguiente año.

Es decir, hay incertidumbres ante lo que pueda suceder, pero la mayoría de las fuentes apunta a que México no se librará de esta etapa. El PIB podría alcanzar tan solo el 1,7 de crecimiento.

¿Qué sucede en el mundo?

Evidentemente, países europeos como Ucrania y Rusia tienen una situación muy compleja debido al conflicto bélico que están viviendo. Además, Europa sufre las consecuencias de esta guerra en primera persona, que se suman a la incertidumbre heredada de la crisis del COVID-19.

Por su parte, EE.UU se encuentra en recesión técnica después de dos meses de caída de su producto interior bruto. Es decir, teniendo en cuenta la definición se cumple con el criterio, no obstante, algunos expertos dicen que esta situación no se corresponde con la realidad. Por lo tanto, Estados Unidos podría estar todavía “a salvo” de la disminución de la actividad económica.

Profesiones clave en la etapa de decrecimiento económico

¿Cómo podría una empresa superar una etapa de recesión? ¿Quién debe encargarse de tomar las decisiones para adaptarse y sobrevivir? ¿Es posible crecer durante esta etapa de la economía?

Evidentemente, las organizaciones que prestan atención al mercado, a la sociedad y todos los factores que les influyen tiene margen para actuar. Para ello, requieren profesionales capaces de llevar a cabo tareas relacionadas con la rentabilidad pero también con la producción e, incluso, el marketing.

En definitiva, una compañía que presta atención a la información interna y externa puede tomar decisiones de gran valor. Pudiendo adelantarse a situaciones de dificultad, es más, podría salir airosa de ellas.

No obstante, desde UNADE queremos recomendarle nuestra Maestría en Controller Financiero. Con esta formación superior será capaz de manejar las cuestiones económicas de un negocio con gran eficiencia y aprovechando las oportunidades.