Estructura de un mapa mental en proyectos | Universidad UNADE
Aprenda a realizar la estructura de un mapa mental
octubre 6, 2020 5:00 pm Publicado por Universidad UNADE

estructura de un mapa mental

El cerebro procesa mucho más rápido los elementos visuales que los textuales. Por esta razón, el pensamiento visual se convierte en un aliado para el aprendizaje. ¿Quiere saber cómo realizar la estructura de un mapa mental que le permita organizar mejor sus ideas?

Para empezar, un mapa mental es una técnica que permite representar conceptos. Su característica principal es que combina recursos visuales y textuales de forma esquematizada. De este modo, los conceptos se procesan a través de la asociación. Así se facilita su comprensión y ayuda a que surjan otras ideas nuevas.

Elementos que forman un mapa mental

Esta técnica se popularizó hace apenas 50 años. Tony Buzan desarrolló esta idea por primera vez tras su paso por un programa de televisión. Este escritor inglés pretendía sintetizar la información al máximo posible. Para ello, se ayudó de algunos elementos como los siguientes:

  • Palabras clave: una de las principales características de la estructura de un mapa mental es ser concreto. Por lo tanto, debemos sintetizar la idea principal en una palabra clave que lo resuma todo. Claridad y exactitud para representar el concepto general sin posibilidad de confusión.
  • Imágenes: es una forma de fijar la información en la memoria de forma rápida. Además, permite asociar unos conceptos con otros.
  • Líneas: son la unión de las ideas. Representan las relaciones lógicas entre el tema principal y los subtemas. Deben realizarse con rigor sin cruces o interferencias que puedan llevar a la confusión.
  • Colores: pueden servir para llamar la atención de las palabras más importantes, como código para relacionar ideas o para hacer más atractivo el diseño.

Diferencias entre un mapa mental y un mapa conceptual

El mapa mental y el mapa conceptual pueden ser confundidos por su denominación. Su nombre es parecido pero sus funciones son útiles en diferentes procesos. Por ello, vamos a resumir los puntos más importantes para diferenciarlos con rapidez.

En primer lugar, el mapa conceptual es útil para exponer e interiorizar ideas o proyectos, gracias a la esquematización visual de los conceptos claves. Mientras que el mapa mental facilita la memorización y extracción de información, por su representación gráfica.

La estructura también es distinta en ambas herramientas. La primera es jerárquica, se forma como si fuese un árbol con la raíz en la parte superior. Mientras que la estructura de un mapa mental, no tiene normas, la creatividad va definiendo su forma.

Además, están compuestas por elementos diferentes. El mapa conceptual utiliza un trazado más objetivo con líneas, palabra clave o flechas. Mientras que el mapa mental incluye colores, formas y otros aspectos visuales y dinámicos.

No obstante, existen más diferencias: los recursos, el uso de las palabras o la lectura del mapa. Sin embargo, la cuestión más importante es no olvidar cuál es su función y aplicarla cuando sea necesario.

Estructura de un mapa mental paso a paso

Ya sabe cuáles son los elementos que componen un mapa mental. Ahora es el momento de utilizarlos para crear nuestro propio diagrama.

En primer lugar, en el centro de la hoja debe colocar la palabra clave o idea principal. Como hemos mencionado debe ser un término concreto, que no lleve a confusión y resuma la idea general.

Es recomendable acompañarlo de una imagen que represente esta idea. De este modo, podremos visualizar rápidamente cuál es la temática de nuestro mapa mental.

Alrededor del concepto central debe situarse el resto de ideas relacionadas con el tema elegido. Aquí entran en juego las líneas, que deben delimitar el vínculo entre las distintas ideas. Para ello, puede ordenarlas jerárquicamente y desarrollarlas en el sentido de las manecillas del reloj.

De esta forma, facilitará su lectura. También debe tener en cuenta que las palabras más cercanas al centro serán prioritarias frente a las otras.

Finalmente, puede destacar o relacionar las ideas enmarcándolas en figuras o coloreándolas. Pero siempre teniendo en cuenta que esto debe facilitar su lectura y evitar los errores. 

Saber la estructura de un mapa mental, puede servir en el plano laboral, por ejemplo a la hora de realizar presentaciones.

De lo analógico a lo digital: herramientas para crear mind map

El papel y el bolígrafo son el método más tradicional para elaborar un mapa metal. Sin embargo, no es el único. Existen herramientas digitales que pueden servir de gran utilidad para realizar este tipo de diagramas. Además, pueden aportar un diseño más profesional.  Estas son algunas de las aplicaciones que puede utilizar:

  • Mindmeister: permite generar lluvias de ideas, tomar notas,…Es accesible para todo tipo de sistemas operativos y no requiere descargas.
  • FreeMind: ofrece multitud de opciones para crear tu mapa mental: arrastrar, copiar, pegar,…Es gratuito y además cuenta con otras funcionalidades de gran utilidad para gestionar proyectos.
  • Gocongr: se trata de una página web para crear mind map online. Es posible adjuntar imágenes u otros recursos. Además, pueden compartirse o imprimirse los diseños.

¿Cómo utilizar un mapa mental en el plano laboral?

El mapa mental es una herramienta que habitualmente se relaciona con el proceso de aprendizaje. Sin embargo, existen muchas otras aplicaciones. Por ejemplo, en el plano laboral.

En este sentido, puede servir para realizar presentaciones. Al mismo tiempo, es una forma de optimizar el tiempo, ya que podemos plantear los objetivos en nuestro diagrama.

Si le interesa este tema, nuestra Maestría en Línea en Dirección y Gestión de Proyectos es perfecta para usted. A través de ella podrá capacitarse para desarrollar sus ideas de forma creativa y con los mejores resultados. Asimismo, será capaz de liderar y guiar a su equipo para lograr el éxito.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

Ya hemos mencionado que este tipo de herramientas son de gran utilidad tanto en el ámbito profesional como personal. Algunas de sus principales ventajas, son las siguientes:

  • Aprendizaje simple y dinámico: la estructura esquematizada permite usar distintos recursos como las imágenes, las figuras o los colores. Por lo tanto, ofrece un documento visual con ideas específicas.
  • Facilita la memorización: el celebro recuerda mejor las imágenes y el contenido simple, por ello, es una forma de plasmar los proyectos, analizarlos y conocerlos.
  • Fomenta la creatividad: dado que no es una estructura lineal, las ideas son el hilo conductor y fluyen de forma libre. Por lo tanto, permite dar rienda suelta a nuestra imaginación y hacer relaciones rápidas entre los distintos conceptos.
  • Aporta una visión general: la representación gráfica muestra, además, el tema en el centro y el resto a su alrededor. Por ello, es fácil entender el proyecto.
  • Ayuda al análisis.
  • Sirven para tomar notas y apuntes: puedes incluir, modificar o borrar información durante el proceso.
  • Pueden utilizarse en el proceso de brainstorming o lluvia de ideas.