Inteligencia interpersonal, la forma de mejorarala | Universidad UNADE
Aprenda a desarrollar su inteligencia interpersonal
mayo 28, 2020 5:00 pm Publicado por Universidad UNADE

inteligencia interpersonal

Nuestra capacidad de socializar está íntimamente ligada con la inteligencia interpersonal. ¿Inteligencia interpersonal? ¿Existe más de un modo de inteligencia? Claro que sí, así lo demuestra la Teoría de de las Inteligencias Múltiples de Howard Gadner.

Esta teoría supuso un cambio de paradigma en la forma de entender la inteligencia. Pasó de ser entendida como un factor único a un conjunto de capacidades.  Se plantea entonces la existencia de ocho inteligencias: lingüistica, lógico-matemática, visual-espacial, kinestésica, musical, intrapersonal, naturalista.  Además, la inteligencia interpersonal, que es la que abordaremos nosotros.

¿Qué es la inteligencia interpersonal?

La inteligencia interpersonal es la capacidad que tiene una persona de relacionarse, comunicar e interactuar. Un buen desarrollo permite entender e interpretar las intenciones de los demás. Pero no solo hablamos de cuestiones verbales. También aborda la habilidad para descifrar movimientos, expresiones faciales o patrones de comportamiento.

Cuando hablamos de interpersonal, nos referimos a las acciones que implican al menos a dos personas. Por un lado, aquella que nos ofrece información y, por otra parte, aquella que la recibe. Por lo tanto, no depende únicamente de lo que transmite un individuo, sino cómo lo recibe e interpreta el receptor.

Es importante no confundir la inteligencia social, entendida como una cualidad personal, con la inteligencia colectiva que depende de un grupo de individuos.

La inteligencia interpersonal se basa en habilidades sociales como la empatía, manejo de las relaciones intersubjetivas, resolución de conflictos,…Todas estas cuestiones determinan nuestras decisiones. Desde elegir una pareja hasta alcanzar el éxito en el plano laboral.

Debemos tener en cuenta que no se trata de un proceso de simple de entendimiento, sino que el individuo debe contar con las capacidades necesarias para actuar consecuentemente.

En lo referente al aspecto biológico, la inteligencia interpersonal se aloja en el lóbulo frontal del cerebro en ambos hemisferios. En esta parte, se encuentra el área de Broca. Esta se encarga de la producción lingüística y oral. Además de las funciones ejecutivas que se encargan de manejar la conducta humana, la atención y la planificación. Asimismo, también se la relaciona con el sistema límbico. Que está ligado a la emocionalidad.

Consejos para mejorar su inteligencia emocional

Desenvolverse en la sociedad de forma competente requiere desarrollar la inteligencia interpersonal. A través de ella, podemos crear y mantener vínculos sociales. Ahí reside la importancia de una estimulación diaria. Pero, ¿sabe cómo hacerlo?

Escuche activamente

A menudo creemos estar escuchando cuando solo oímos. Esto es una cuestión que debemos trabajar. Se trata de un ejercicio de atención. No debemos juzgar o interrumpir. Solo intentar comprender lo que nos intenta transmitir la otra persona sin imponer nuestro punto de vista.

La inteligencia interpersonal es la capacidad que tiene una persona de relacionarse, comunicar e interactuar.

Use la empatía

Se trata de comprender a la otra persona. Ponerse en su lugar y entender su postura a través de su experiencia personal. Es importante hacer un esfuerzo por alejarse de nuestros juicios para acercarnos a su posición.

Preste atención al lenguaje no verbal

Todo comunica. El lenguaje verbal no lo es todo. Hay que ir más allá de las palabras. Prestando atención también a cómo se dicen las cosas. Aquí entran en juego el tono de voz, los gestos, la indumentaria,…

Todos estos factores permiten averiguar el estado de ánimo o las emociones de la otra persona. Esto facilita el ajuste de nuestro comportamiento a la situación.

Relaciónese con gente diferente

Es importante salir de nuestro espacio personal. Las relaciones con otras personas facilitan el desarrollo de esta inteligencia. De este modo, aprendemos y conocemos otros puntos de vista.

Este aspecto está muy relacionado con la empatía. Puede servir para ejercitarla. Escuchar a otras personas, intentar ponerse en su lugar y comprender sus motivaciones. Aunque la experiencia no resulte del todo buena, puede servir de reflexión sobre lo que nos ha aportado.

Sé voluntario

Te permitirá salir de tu zona de confort. De este modo, podrás conocer otras necesidades distintas a las tuyas. Asimismo, puede ponerle en situaciones difíciles donde plantearse cómo resolverlas.

Realice teatro

Realizar teatro es una oportunidad para que se ponga en una piel distinta a la suya. Comportarse en base a unas emociones ficticias puede ser útil para comprender al propio  personaje.