Consumo colaborativo en empresas


¿Alguna vez ha vendido un objeto que ya no usaba por Internet? O al contrario, ¿ha comprado algún producto de segunda mano a través de plataformas peer-to-peer? Esto se conoce como economía o consumo colaborativo. El auge de las nuevas tecnologías ha hecho que se expanda y todos hayamos recurrido en alguna ocasión.

¿Se imagina poder comprar un smartphone por la mitad de precio? ¿Y vender la ropa que no usa pero que está en buen estado? Está de moda dar una nueva vida a objetos que ya no nos sirven pero siguen siendo funcionales. Además, estas acciones son muy beneficiosas para el medio ambiente.

Por ello, hoy hablaremos de esta forma de consumir responsable y sostenible. Si este modelo de negocio le parece interesante y quiere formarse en comercio electrónico, le proponemos nuestro Curso Superior Universitario en Ecommerce – Comercio Electrónico.

¿Qué es el consumo colaborativo?

Como su nombre indica, se trata de una actividad que conlleva un intercambio de bienes o servicios a cambio de una compensación. Se realiza habitualmente entre particulares, pero cada vez más empresas se apuntan a esta modalidad.

Tradicionalmente, el consumo colaborativo estaba limitado por las fronteras. Es decir, solo las personas que estaban cerca geográficamente podían contactar e intercambiar sus bienes o servicios. Sin embargo, con la aparición de Internet y las nuevas tecnologías las relaciones son posibles sin estar sujeto a una localización cercana.

En este sentido, las empresas que han sabido detectar esta oportunidad han creado plataformas digitales que permiten esta actividad. Desde el alquiler, el préstamo, el uso compartido o la donación. Algunos ejemplos de grandes compañías son:

  • Ebay: es una tienda y una subasta en línea.
  • Uber: servicio de transporte que conecta a conductores privados con personas que necesitan viajar.
  • BlaBlaCar: servicio de transporte que conecta conductores particulares con personas que necesitan viajar hacia un mismo destino.
  • Vinted: conecta personas que venden productos o servicios con otras que los necesitan.
Consumo colaborativo empresas
El consumo colaborativo es una excelente forma de aprovechar los recursos de un modo sostenible, responsable y eficiente.

Tipos de consumo colaborativo

El consumo colaborativo puede dividirse en tres sistemas cada uno está basado en un aspecto. A continuación los explicamos detalladamente:

  • Producto: se da cuando una persona utiliza un producto sin que sea de su propiedad. Algunos ejemplos pueden ser Spotify o Netflix.
  • Mercados de redistribución: sucede cuando ofrecemos productos que ya no necesitamos a otras personas que sí, para darles una nueva vida. Un ejemplo podría ser cualquier tienda vintage física o Wallapop.
  • Estilos de vida: tiene que ver con las convicciones de las personas para ser más responsables y éticos en sus rutinas. No se trata tanto de satisfacer una necesidad, sino de colaborar con su entorno. Por ejemplo, contaminando menos a través de la reutilización de objetos.

La economía colaborativa en México

Desde el Gobierno de México se ha realizado una encuesta nacional para conocer el potencial del consumo colaborativo. Esta investigación contó con una muestra de 5,600 mexicanos. Dentro de las conclusiones se estableció que el mayor interés está en los servicios P2P de movilidad, seguido de la compraventa. En menor medida los de alojamiento y los servicios profesionales.

Dentro de las empresas con mayor notoriedad, este estudio destaca Uber, eBay, Cabify, Vivanuncios o Ecobici. Asimismo, el público objetivo de de este modelo de negocio son ciudadanos de entre 24 y 34 años con características como las siguientes:

  • Buena situación económica.
  • Mayor concienciación medioambiental.
  • Principios y valores éticos.
  • Usan frecuentemente el ecommerce.

¿Se le ocurre alguna idea de negocio P2P? ¿Cree que es un modelo positivo para la sociedad del futuro? ¿Qué inconvenientes destacaría? ¿Conocía este tipo de consumo o lo ha utilizado en alguna ocasión?