Cómo llevar a cabo un debate | Universidad UNADE
Cómo llevar a cabo un debate: tipologías
febrero 1, 2022 5:00 pm Publicado por Universidad UNADE
Como llevar a cabo un debate

Las discusiones acaloradas y agresivas no llevan a ninguna parte. Sin embargo, aquellas en las sus participantes exponen sus opiniones de forma clara y  fundamentada pueden tener un valor incalculable para todas las partes. ¿Sabe cómo llevar a cabo un debate?

Hoy le contamos todo lo necesario para aprender a realizar un debate en diferentes ámbitos, incluido el de la enseñanza. Siguiendo los pasos y recomendaciones podrá conseguir una confrontación de ideas en las aulas con los mejores resultados.

Este tipo de ejercicios permiten profundizar en ciertos temas, aprender a argumentar y persuadir hasta que el oyente confíe en su idea. Pero además, son muy interesantes porque se trabaja desde el respeto y la educación, sin caer en las descalificaciones.

¿Qué es debate y qué se necesita para organizarlo?

Cuando hablamos de debatir, nos estamos refiriendo al hecho de discutir un determinado tema implicando a dos o más personas. No obstante, aunque exista una confrontación de opiniones, puede verse como una puesta en común de ideas bien argumentadas.

Este tipo de actividad puede realizarse en diferentes ámbitos, desde una cuestión estatal que reúna a los líderes del país; hasta en una escuela primaria con niños pequeños. Es decir, son una herramienta muy útil y usable siempre que se respeten las normas y haya una organización previa.

En cuanto a esta cuestión, hay que tener en cuenta que podemos encontrar debates formales, los cuales deben estar bien planeados. Por ejemplo, los electivos donde los participantes tienen normas estipuladas. No obstante, también podemos encontrar debates informales que surgen espontáneamente. Un ejemplo de esta segunda categoría pueden ser los que surgen en las reuniones familiares o con amigos.

Elementos claves para llevar a cabo un debate formal

Para llevar a cabo un debate es importante la planificación previa. Es decir, hay que determinar el tema que se va a plantear. Para esto hay que tener en cuenta el público que va a asistir y que va a debatir.

Si hablamos de un debate de la nación, tendrá sentido poner sobre la mesa temas sobre salud, educación, servicios,…pero no sería conveniente exponer asuntos sobre los que no se tienen competencias y no son relevantes para esta audiencia.

La segunda tarea es la organización de los equipos o los intervinientes individuales, dependiendo del formato elegido. En este tipo de actos hay roles como el representante del grupo. Asimismo, habrá que designar un moderador que dirija y haga que se respeten las normas.

Por último, es importante definir la estructura del debate. Es decir, las intervenciones, su duración, las respuestas por alusiones, el orden para tomar la palabra, las sanciones por no cumplir las normas,…

Como llevar a cabo un debate educativo

El debate es una forma de exponer nuestras ideas desde el respeto y la argumentación.

Tipologías de debates según su estructura

Ya hemos mencionado que, dependiendo de la organización, podemos encontrar debates formales e informales. Sin embargo, existen otras tipologías de gran relevancia. En este caso vamos a prestar atención a las categorías que surgen dependiendo de la estructura.

Karl Popper

Intervienen dos oradores o dos equipos. Uno de ellos debe estar a favor del tema propuesto y otro en contra. Se trata de intentar persuadir al oponente con nuestros argumentos, con el fin de demostrar que nuestra opinión es más válida.

En primer lugar cada equipo/persona presenta sus argumentos y después hay una ronda de preguntas entre los oponentes. Finalmente, se decide quién ha defendido mejor sus opiniones y ha convencido más. Esta decisión puede estar en manos de un público.

Linconln – Douglas

Habitualmente participan solo dos personas que tienen ideales contrapuestos. En primer lugar, un orador expone su postura y el adversario le pregunta. Seguidamente, se repite el proceso a la inversa. En la última etapa, ambos participantes refutan los argumentos de la otra persona y realizan una intervención de cierre.

Oxford

Al igual que en la modalidad anterior, solo hay dos oradores con opiniones contrarias. Este debate se divide en tres fases bien definidas. En la primera, cada interviniente tiene siete minutos para argumentar su postura. En la segunda, el público se encarga de hacer preguntas a los oradores. Por último, se realiza un cierre de dos minutos.

Para determinar quien ha salido victorioso se realizan dos votaciones: antes de iniciar y después de acabar. El ganador será quien más votos haya obtenido tras la segunda vuelta.

Parlamento británico

Como su propio nombre indica, es una estructura que nace de esta institución parlamentaria. Es frecuente verla en el ámbito académico. Por lo tanto, si usted como docente quiere realizar debates en sus clases, está puede ser una opción interesante.

Se trata de intervenciones de entre cinco y siete minutos de cada orador, pueden ser dos o más. Después el resto puede hacer preguntas y refutar los argumentos ajenos.

Al hilo de su interés por esta serie de dinámicas en la enseñanza, le proponemos nuestra Maestría en Educación. El objetivo es que se convierta en un docente de primer nivel que ayude a los alumnos y alumnas de cualquier edad a expresar y argumentar sus opiniones desde el respeto.

Con este estudio de postgrado podrá aprender mucho más sobre esta profesión. Podrá embarcarse en proyectos pedagógicos y gestionar las prácticas educativas. Así como enseñar adecuadamente en el proceso educativo y mucho más.