Defensor del Estudiante | Universidad UNADE
Defensor universitario

¿Qué es el Defensor del Estudiante en UNADE?

El Defensor del Estudiante es el órgano de la Universidad nacido para la representación y defensa de los intereses y derechos legales personales de los estudiantes. Es la única institución legitimada. Puede actuar en nombre, representación y defensa de los derechos e intereses personales generales, colectivos o difusos de los estudiantes.

Por otro lado, también garantiza que estos dispondrán de toda la información y asesoramiento que necesiten para la defensa gratuita de sus legítimos intereses. Así como, que cada alumno reciba una educación de calidad inclusiva.

Además el Defensor del Estudiante tiene entre sus funciones asesorar a los docentes y a la propia Universidad. El objetivo es garantizar en todo momento que los procedimientos y la normatividad respetan los valores e ideario de la Universidad. Y que las actitudes éticas o morales inducen a mantener las actitudes o conductas más idóneas.

Así mismo, el Defensor del Estudiante busca que cada alumno pueda aprender de forma diferente. Aunque sabe que científicamente cada estudiante realiza los procesos de aprendizaje de forma distinta. La educación tradicional sitúa el foco en la transmisión de conocimientos al grupo. Sin embargo, UNADE tiene en cuenta a cada persona en particular.

Objetivos del Defensor del Estudiante

El Defensor del Estudiante procura que los egresados tengan docentes adecuados teniendo en cuenta su perfil de alumno. De esta forma, se logrará la máxima productividad en cada alumno. El tutor se adapta al estudiante, será este el que busque al alumno de forma proactiva. Para ello atenderá a cada alumno cordialmente y en los horarios más idóneos.

La Universidad Americana de Europa, UNADE, pretende lograr que cada alumno estudie con la máxima flexibilidad. Y, por otro lado, el Defensor del Estudiante procura solucionar cualquier interferencia en este proceso, donde el estudiante tiene que:

  • Ser el centro del procedimiento en todo momento.
  • Tener a su alcance todo lo que necesite para el aprendizaje.
  • Disponer de una respuesta educativa personalizada e inmediata.

En este sentido, el Defensor del Estudiante debe garantizar que el alumno es estimulado para aprender a manejar su autonomía y liderazgo en el proceso educativo. Es decir, que el alumno adquiera un valor añadido y no se quede en lo meramente académico. Una falta de medios no será una excusa válida para no ofrecer una atención personalizada.

Así mismo, velará para que las evaluaciones no sean siempre estandarizadas. Por lo tanto, cuando sea necesario, deberán adoptar formas flexibles de evaluación y reconocimiento del progreso individual hacia los objetivos generales que proporcionan rutas alternativas para el aprendizaje.

Normatividad relacionada con el Defensor del Estudiante en UNADE

El Defensor del Estudiante es elegido por la mayoría absoluta del Claustro. Por otro lado, el cargo no puede ejercerse por quienes desempeñan funciones de responsabilidad académica, o formen parte de algunos de los órganos de gobierno de UNADE.

Otro aspecto importante es que el Defensor del Estudiante, cuando actúa en sus funciones, no está sujeto a mandato alguno ni a instrucciones de ninguna autoridad educativa. Por consiguiente, desempeña sus funciones con autonomía en su ámbito orgánico y competencial propio. De tal forma que no puede ser sancionado por el desempeño de sus funciones.

Todas las autoridades, órganos de la Universidad y personal están obligados a prestar la necesaria colaboración al Defensor del Estudiante. De manera que este pueda disponer de la información que requiera. Se incluye el acceso a los archivos o locales que considere, siempre dentro de normatividad aplicable. El Defensor del Estudiante puede disponer de cuentos medios humanos y materiales sean necesarios para el desempeño de sus funciones.

Competencias del Defensor del Estudiante

Entre las competencias del Defensor del Estudiante destacamos que podrá:

  1. Decidir de oficio o a instancias de un interesado iniciar cuantas investigaciones sean necesarias para dilucidar cualquier tipo de queja o reclamación por cualquier servicio prestado al estudiante, bien sea este de índole académica o administrativa.
  2. Mediar y conciliar sobre cualquier conflicto que tenga que ver con el alumnado. Tanto si es requerido por ellos, como cuando estime que su intervención es oportuna, si así también lo consideran las partes afectadas.
  3. Aportar propuestas de soluciones administrativas académicas.
  4. Poner en conocimiento del órgano competente de la administración educativa cuantas acciones o decisiones atenten contra los derechos del alumnado. Puede ser de oficio o a instancia de parte.
  5. Solicitar informes a quien corresponda en UNADE sobre las reclamaciones o quejas que reciba.
  6. Elevar propuestas a los órganos competentes para resolver las situaciones que hayan dado lugar a las reclamaciones o quejas.
  7. Dar cuenta anualmente al consejo de gobierno de las actividades y gestiones desarrolladas.
Defensor universitario

Procedimiento del Defensor del Estudiante

Procedimiento de Quejas y Reclamaciones

  • Las quejas o reclamaciones de los estudiantes, solicitudes de mediación, o iniciativas se presentarán por escrito a UNADE. Además, irán firmadas por el solicitante. Este tiene que hacer referencia al estudio en el que está matriculado y razonar las causas de este asunto.
  • El Defensor dará debido orden del escrito en un registro específico. Después contactará con la persona que redactó la solicitud. El objetivo es darle orientación sobre las posibles soluciones o alternativas que tiene a su alcance.
  • No serán admitidas a trámite aquellas quejas donde no se identifique el solicitante. El Defensor del Estudiante es responsable de garantizar el anonimato del solicitante que goza de la garantía de confidencialidad. Así mismo, tampoco se admitirán aquellas que por denuncia o lo que fuera, estén pendientes de resolución fuera de UNADE. Sin embargo, esto no impide al Defensor que realice el trabajo que considere oportuno para esclarecer lo sucedido.
  • Admitida a trámite una queja o reclamación se iniciará la investigación de los hechos, informando a quien fuere en UNADE. Se da un plazo máximo de 10 días laborales para que se aclare el punto de vista correspondiente. Si en este plazo el Defensor del Estudiante considera insuficiente la información recabada, podrá dar un nuevo plazo de 3 días laborables para detallar mejor los hechos. Además, en cualquier momento el Defensor podría solicitar una entrevista personal.
  • Con toda la información necesaria, el Defensor del Estudiante podrá formular una propuesta de solución a cada una de las partes. Se proporciona un plazo de 10 días laborables para mostrar su conformidad. La no respuesta en plazo se entenderá como un asentimiento positivo a la propuesta.
  • Ambas partes podrán presentar alegaciones a la puesta.

Procedimiento de Iniciativas

Cuando se trate de propuestas para la mejora de UNADE se hará constar para la misma un escrito razonado sobre las ventajas o beneficios de la misma.

Registrada esta, el Defensor hará llegar dicho informe a los funcionarios de UNADE que corresponda.

Efectos de las Propuestas de Conciliación

Las propuestas del Defensor del Estudiante no suponen actos administrativos. Estos no ponen fin a cualquier otro procedimiento que pudiera iniciarse con posterioridad al mismo.

Además, ni vinculan, ni son impugnables, y no pueden ser contrarios a la normatividad o resoluciones de UNADE.